Dismenorrea: menstruación dolorosa

Es una afección que se caracteriza por dolores menstruales de moderados a severos, que muchas veces pueden llegar a ser incapacitantes y son causa de ausentismo escolar y laboral.

Se clasifica como dismenorrea primaria, cuando no se identifica una enfermedad como la causante y por lo general se hace evidente luego de dos o tres años de haberse iniciado el ciclo menstrual. Esta es causada por la presencia de una sustancia llamada prostaglandina, misma que hace que el útero se contraiga y sea la causa del dolor.
En algunos casos aislados, la menstruación se acompaña de náuseas, vómitos y diarrea. Por lo regular el diagnóstico se basa en la historia clínica del paciente y el ultrasonido es de mucha utilidad.

El tratamiento puede hacerse con aspirina, ibuprofeno y otros analgésicos.

Se le llama dismenorrea secundaria cuando hay causa asociada, por lo regular endometriosis pélvica, fibromas uterinos, enfermedad inflamatoria pélvica, tumores en la pelvis, pólipos endometriales.

El diagnóstico puede requerir de exámenes complementarios como ultrasonido. Resonancia magnética, video-laparoscopia, histeroscopía, etc.

El tratamiento debe darse siempre en función de la causa y puede ser a base de medicamentos o procedimientos quirúrgicos.

Si presenta una de las condiciones, consulte su médico.