Todo sobre la artritis reumatoide juvenil (ARJ)

arj

La artritis reumatoide juvenil (ARJ) afecta a niños de hasta 16 años, produciendo inflamación y rigidez en las articulaciones. En la mayoría de los casos, los pequeños superan la enfermedad con el paso del tiempo, factor que difiere de la artritis reumatoide en adultos, que es para toda la vida. Esta forma de artritis puede afectar el desarrollo de los huesos en los niños que aún están creciendo.

La ARJ se clasifica según el número de articulaciones afectadas, los síntomas, y la presencia de ciertos anticuerpos en la sangre producidos por el sistema inmunológico. Así, puede tratarse de una artritis oligoarticular, la forma más común, que afecta a cuatro o menos de cuatro articulaciones, generalmente grandes como la de las rodillas. Esta condición es más frecuente en niñas menores de 8 años.

A la vez, puede ser poliarticular, que afecta a muchas articulaciones, incluyendo las pequeñas que se encuentran en manos y pies. O puede ser sistémica, también conocida como la enfermedad de Still y que alrededor del 20 por ciento de los niños con ARJ la padecen. Esta afecta muchas áreas del cuerpo, incluyendo articulaciones y órganos internos. Además de la inflamación de las articulaciones, los síntomas incluyen fiebre y salpullido.

Causas
Al igual que la artritis reumatoide de los adultos, la artritis reumatoide juvenil es una enfermedad autoinmunológica del cuerpo, lo que quiere decir que el sistema de defensas ataca a sus propias células y tejidos sanos. La causa de esta enfermedad es desconocida. Los investigadores creen que los genes y los factores ambientales, como los virus, juegan un papel en la causa de la enfermedad.

Síntomas

  • Inflamación de articulaciones, con dolor y rigidez, en especial en las mañanas o después de un descanso. Comúnmente afecta las rodillas y las articulaciones de las manos y pies.
  • Fiebre y salpullido son características de la ARJ sistémica. Pueden aparecer y desaparecen rápidamente.
  • Ganglios linfáticos inflamados en el caso de la ARJ sistémica y poliarticular.
  • Inflamación de los ojos, en caso de ARJ oligoarticular

Tratamiento
La artritis reumatoide juvenil, debe ser controlada y vigilada por un médico.

El uso de medicamentos desinflamatorios no esteroides es lo indicado. Nunca le administres ácido acetilsalicílico a tu hijo si está no fue recetado por el médico.

Medicamentos antirreumáticos pueden ayudar a que la enfermedad progrese más lentamente.
Los corticoesteroides para reducir la inflamación y luchar contra los síntomas severos.
Si su hijo padece ARJ, es importante motivarlo al ejercicio, porque le ayudará a una mejor flexibilidad de músculos y articulaciones. La natación es una excelente opción, ya que ejerce poco estrés en las articulaciones.

En las mañanas puede ayudar a su hijo a minimizar sus molestias con bolsas frías, aunque los niños las prefieren calientes. Un baño de agua caliente también puede ser de mucha ayuda.

Algunos niños pierden el apetito, mientras que otros ganan peso debido a la falta de ejercicio y a los medicamentos. Una dieta bien balanceada es muy importante para controlar su peso y su agilidad.
Un diagóstico temprano es siempre una herramienta útil para combatir con mejores posibilidades cualquier enfermedad.