Dermatitis atópica: principal causa de consulta pediátrica

dermatitis-atopica.jpg

La dermatitis atópica (eccema) es una enfermedad benigna, inflamatoria, de la piel que supone la principal causa de consulta en dermatología pediátrica.

Los expertos recomiendan un abordaje desde diferentes especialidades, como son la pediatría, la dermatología, la nutrición y la psiquiatría.

Para padecer esta patología hace falta una cierta predisposición genética, pero también hay una serie de factores externos, ligados al desarrollo, que hacen que aparezca esta enfermedad. Se desconoce la verdadera causa de la dermatitis atópica, sin embargo se sabe que puede considerarse como la manifestación en la piel de un trastorno de naturaleza hereditaria y familiar que se denomina atopia.

En contra de lo que se pensaba anteriormente, ni el aumento de la contaminación atmosférica ni el abandono de la lactancia tradicional son factores que provocan esta enfermedad. Se cree que cuantos más cuidados higiénicos recibe el niño, su sistema inmunológico se estimula menos y esto hace que desarrolle una tendencia a reacciones inmunológicas anómalas.

La dermatitis atópica nunca pone en riesgo la vida del niño pero si altera su calidad de vida y la de quienes le rodean debido a que genera picor y lesiones cutáneas. Esta enfermedad dispone de una serie de medidas de control, basadas en fármacos que modulan la respuesta inmune. Sin embargo, a pesar de que es una patología frecuente y coincida, no existe información suficiente.

El primer paso es estar seguro de que el alimento a restringir influye en la evolución y desencadenamiento de la dermatitis atópica, ya que existe riesgo de malnutrición.

Es necesario informar sobre la dieta de eliminación al niño, a padres, educadores y a todos aquellos que intervienen en la manipulación de los alimentos, es decir, hacer una educación sanitaria a todos los niveles.

Los alimentos más frecuentes alergenos son la leche de vaca, el huevo, el pescado y los cacahuetes. Otro hecho fundamental es tener localizados a los individuos de alto riesgo atópico. Este es el caso de pacientes cuyos hermanos han padecidos la dermatitis.

Signos o síntomas

Estos varían de persona a persona, pero la mayoría experimenta mucha comezón en la piel. La piel tiende a se reseca, se desarrollan zonas enrojecidas e hinchadas.
Otros síntomas: piel delgada y seca, pequeñas erupciones que se abren cuando se rasca, infectándose, inflamación de la piel en y alrededor de los labios.

Tratamiento

Las manifestaciones de dermatitis atópica suelen ser bastantes típicas y los tratamientos bastante simples. El hecho de que en la edad infantil se realicen las vacunaciones unidas a que el origen de esta enfermedad sea inmunológico, y el hecho de que las vacunas funcionen por una vía inmunológica, hace que tanto padres como especialistas se planteen la efectividad de las vacunas.