El bronceado sin sol

El bronceado sin sol es una alternativa práctica para tomar el sol. Descubre cómo funcionan los productos de bronceado sin sol, incluidos los posibles riesgos y la forma de obtener los mejores resultados.

¿No quieres exponer tu piel a los rayos dañinos del sol, pero todavía quieres tener un hermoso brillo bronceado? Considera la posibilidad de probar los productos de bronceado sin sol. Comienza por entender cómo funcionan los productos de bronceado sin sol  y la importancia de aplicarlos con cuidado y correctamente.

¿Cómo funcionan los productos de bronceado sin sol?

Los productos de bronceado sin sol, también llamados autobronceadores, pueden dar a tu piel un aspecto bronceado sin exponerlo a los rayos ultravioleta dañinos (UV) del sol. Los productos de bronceado sin sol se venden comúnmente como lociones y sprays que se aplican a la piel. El spray profesional de bronceado también está disponible en muchos salones de belleza, spas y centros de bronceado.

El ingrediente activo en la mayoría de los productos de bronceado sin sol es el aditivo de color, dihidroxiacetona. Cuando se aplica, la dihidroxiacetona reacciona con las células muertas en la superficie de la piel, creando un oscurecimiento temporal de la piel. La coloración general desaparece después de unos días.

Los productos de bronceado sin sol pueden o no contener protección solar. Si un producto contiene protector solar, sólo será efectivo durante un par de horas. El color producido por el producto de bronceado sin sol no protege tu piel de los rayos ultravioleta. Si pasas tiempo al aire libre, el protector solar sigue siendo esencial.

bronceado-sin-sol

¿Qué pasa con las píldoras de bronceado sin sol?

Las píldoras de bronceado sin sol, que normalmente contienen el aditivo de color, conocido como la cantaxantina, son inseguras. Cuando se toma en grandes cantidades, la cantaxantina puede convertir tu piel de naranja o marrón y causar urticaria, daño hepático y alteraciones de la visión.

¿Es seguro tomar un bronceado sin sol?

Los productos tópicos de bronceado sin sol generalmente se consideran alternativas seguras a tomar el sol directamente, siempre y cuando se usen según las indicaciones.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (conocido por sus siglas en inglés, FDA) ha aprobado la dihidroxiacetona para aplicación externa a la piel. Sin embargo, la FDA no ha aprobado el uso de la dihidroxiacetona para su aplicación en zonas cercanas a los ojos, la boca o la nariz. Si estás usando una loción de bronceado sin sol, es fácil evitar estas áreas. Con un spray de bronceado, esto podría ser más difícil – ya que el producto se aplica generalmente a todo el cuerpo para asegurar un color parejo. El spray de bronceado también puede hacer que inhales el producto.

Se necesita más investigación para determinar los riesgos – si los hay – de este tipo de exposición. Al mismo tiempo, procura proteger los ojos, la boca y la nariz cuando recibas el spray y evita inhalar el producto. Asegúrate de usar gafas protectoras y tapones en la nariz, y contén la respiración mientras se aplica el spray.

¿Cuál es la mejor forma de aplicar una loción de bronceado sin sol?

Para obtener los mejores resultados, sigue las instrucciones del envase. En general:

• Exfolia primero. Antes de utilizar un producto de bronceado sin sol, lávate para eliminar las células muertas en exceso. Pasa un poco de tiempo extra exfoliando las áreas gruesas de la piel, como las rodillas, los codos y los tobillos.

• Aplica por secciones. Masajea el producto en la piel con un movimiento circular. Aplica el bronceador a tu cuerpo en secciones, como los brazos, las piernas y el torso. Lávate las manos con agua y jabón después de cada sección para evitar perder el color en las palmas. Ligeramente extiende el producto desde los tobillos hasta los pies y de las muñecas hasta las manos.

• Limpia las áreas comunes. Las rodillas, los codos y los tobillos tienden a absorber más de la cantidad aplicada. Para diluir el efecto de bronceado en estas áreas, frótalas suavemente con una toalla húmeda.

• Deja que se seque. Espera a vestirte al menos 10 minutos. Usa ropa holgada y evita la sudoración durante tres horas.