Concentración de colesterol en el organismo

colesterol

El colesterol tiene mala reputación debido a su relación con la aparición de enfermedades cardiovasculares. Al ser importante en la formación de las membranas celulares, existe un nuevo medicamento que presume nivelar los niveles de dicho lípido en el organismo, con el fin de evitar sus implicaciones adversas.

El colesterol tiene dos orígenes: la absorción en los intestinos y la producción interna de colesterol en el hígado y los tejidos periféricos. Al no disolverse en la sangre, el que libera el hígado se combina con lipoproteínas de muy baja densidad. Este cambia en la corriente sanguínea para producir colesterol de lipoproteínas de tipo LDL. A este último se le llama “malo”, porque una alta concentración de él, se relaciona con un aumento en el riesgo de padecer enfermedad coronaria.

El bueno y el malo
Este colesterol se deposita en las paredes de los vasos sanguíneos donde se torna una sustancia dura y gruesa. Con el paso del tiempo, dicha placa causa el engrosamiento de las paredes de los vasos y el estrechamiento de los mismos, trastorno conocido como ateroesclerosis. Las arterias entonces son incapaces de proporcionar sangre y oxígeno suficientes al músculo cardíaco durante el ejercicio. Algunas placas podrían desprenderse y formar coágulos que llegan a bloquear el torrente sanguíneo y resultar en la muerte del músculo cardíaco. Por su parte, el “colesterol bueno” evita la ateroesclerosis eliminando el colesterol de las paredes de las arterias y desechándolo a través del hígado.

Síntomas de riesgo cardíaco
Los comunes son dolor en el pecho y respiración corta al hacer ejercicio o después de ciertas actividades, físicas o emocionales. Si se detecta a tiempo, se pueden poner en práctica medidas preventivas.

¿Qué hacer?
Tanto los factores hereditarios como la dieta influyen en las concentraciones de colesterol en el organismo. Por ello, hay varios tratamientos que pueden controlar la presencia de colesterol en la sangre. Estudios han demostrado que la combinación ezetimiba/simvastatina resulta eficiente al tratar dos fuentes de colesterol e inhibir la absorción y producción del mismo. Dicha combinación es comercializada en Estados Unidos y América Latina como Vyotrin. Al comparar la inhibición simple de estatinas con la inhibición dual de absorción y producción de colesterol suministrada en un solo medicamento, puede dar como resultado eficacia global en la disminución de LDL-C.