Comer uvas para vivir mejor

uvas-salud.jpg

Salud del cerebro:

  • El resveratrol de las uvas se ha asociado con una mejor salud cerebral y se cree que protege contra enfermedades neurológicas agudas y crónicas.
  • Se demostró en animales la protección que ejerce contra el daño cerebral causado por una neurotoxina.
  • El resveratrol pertenece a una familia de componentes que inhiben la formación de pequeñísimas estructuras alrededor de los nervios llamadas fibrillas, un indicativo de la enfermedad de Alzheimer y otras enfermedades nerviosas degenerativas.
  • En el Parkinson, las áreas alrededor de los nervios se enriquecen de hierro de manera anormal, lo cual hace que estos sean más susceptibles al daño por oxidación. En un estudio, el resveratrol y otros antioxidantes protegieron células nerviosas similares a las de Parkinson contra la oxidación por el hierro.

Salud del corazón:

  • Los antioxidantes de las uvas han mostrado reducir la susceptibilidad a la oxidación del colesterol transportado por lipoproteínas de baja densidad (LDL-C por sus siglas en inglés). Se cree que las LDL oxidadas juegan un rol crítico en las primeras etapas del proceso arteriosclerótico.
  • Los polifenoles de las uvas disminuyen la agregación plaquetaria y la formación de lesiones arteriales.
  • Las sustancias protectoras en las uvas causan relajación arterial y otros efectos metabólicos favorables. Y los flavonoides de las mismas, incluyendo la quercetina, la catequina y la antocianina, previenen enfermedades del corazón y el cáncer.
  • Numerosos estudios han indicado que los flavonoides del jugo de uvas tienen efectos anticoagulantes similares al de la aspirina.
  • Un estudio encontró que las uvas de mesa protegen el corazón y los vasos sanguíneos contra el daño ocasionado por la oxidación de los tejidos, similar a los efectos ampliamente conocidos del vino tinto.
  • El jugo de uva reduce la susceptibilidad a la oxidación del colesterol LDL.